EL HUMOR LAGUNERO Y CHICHARRERO A TRAVÉS DE SUS PERSONAJES DE JUAN OLIVA TRISTÁN FERNÁNDEZ

Elhumor

Colección Álbum de Familia

Sinopsis:

Este libro tiene como principal objetivo rendir postrero homenaje a todos y cada uno de los personajes que son los auténticos protagonistas del mismo por su radical contribución a que La Laguna esté considerada como la ciudad con más humor de Canarias.
La mayoría de éstos protagonistas no tenían estudios y eran incultos y preclaramente analfabetos pero el «morapio» y el especial clima de la ciudad fueron determinantes a la hora de la creación de sus anécdotas.
Habría que situar la cronología de lo relatado en éste libro en la primera mitad del siglo XX y un poco la clave nos la da nuestro célebre poeta lagunero Manuel Verdugo en su célebre <<cuarteta>> que dice: /Laguna ciudad bravía /entre antiguas y modernas / más de cincuentas tabernas / una sola librería /.
Yo no quiero que me nombren Hijo Predilecto de mi ciudad, sino declarar alto y claro que La Laguna es mi Madre Predilecta y para ello les dejo una copla de <<folías>> que me entusiasma cuando la entono que dice: Tenerife fue mi cuna / y el viejo Teide mi padre / las «folías» mi arrorró / y La Laguna mi madre/.
Algo me decía que tenía que escribir este libro pues se lo debía a mi abuelo y a mi padre, mis auténticos maestros y La Laguna también debería ser ciudad Patrimonio del Humor.

Sobre el autor:

Nació en 1943 en La Laguna, siendo el mayor de cinco hermanos, está casado con la «chicharrera» Carmen Mari Hernández Padrón y tiene tres hijos, Marta, Silvia y Juan y dos nietas, Sofía y Valentina. Estudió Derecho en la Universidad Lagunera de San Fernando donde se licencia y con motivo de éste hecho sus amigos en plan coña encargan unos recordatorios como los de la Primera Comunión que terminaban… A título individual en el año 1992 fue nombrado «famoso» por la Peña Deportiva Benéfica Salamanca, e igual galardón a título colectivo en 1994 con «Los Sabandeños». Fue concejal en el Ayuntamiento de La Laguna por el partido UCD en las primeras elecciones democráticas en 1979 y designado Presidente del Comité Provincial de disciplina de dicha formación. Ha sido además Presidente del «Club Rotario» de La Laguna é igualmente Esclavo mayor de la Pontificia, Real y Venerable Esclavitud del Santísimo Cristo de La Laguna. Ha dado charlas a los Clubes de Rotarios de La Laguna y Santa Cruz de Tenerife sobre Humor, esquelas, lápidas y epitafios increíbles, siendo especialista en hablar al «vesre», o sea, al «revés». Fue cronista de «Tribunales» en el periódico El Día, firmando con el seudónimo de «Ulpiano» y en la actualidad es articulista de humor de éste mismo periódico. Sus hobbys s on parrandear con sus amigos los fundadores de Los Sabandeños, jugar con sus nietas y sobre todo escribir, quedándose con tres frases: la primera, de su padre, que cuando le hablaban de alguien que tenía 35 mil millones de euros siempre decía: ¡¡Que se joda!!. Otra que dijo Churchill: El humor es de las cosas más serias que hay, y la última del célebre personaje lagunero, igual de analfabeto que de «borrachuzo» llamado «Panduro» con su célebre frase: ¡Vaya falta de ignorancia!